lunes, 7 de noviembre de 2011

Cuarta y última etapa vuelta a la Isla con Trazabosques



Regularmente mis reseñas se enfocan en hacer una bitácora del viaje, los horarios, los kilómetros, los lugares visitados, las comidas degustadas y las loqueras que surgen en el camino de un recorrido, todo esto con la finalidad de ilustrar a los ausentes y traer remembranzas a los participantes. Sin embargo, esta vez escribir esa parte solo me daría más nostalgia de la que ya tengo.

Para mi esta aventura comenzó en Abril, faltando 5 días para iniciar la primera etapa, me comuniqué con el Americano para que me aceptara en su epopeyico viaje, solo hasta ese momento me enteré que esa etapa era exclusiva de unos cuantos, pero el inquieto explorador me explicó que si aceptaba los términos y las condiciones del viaje era bienvenido, acepté sin pensar, y al sol de hoy no me  arrepiento. Al término de esa grandiosa etapa, pensé que más no se podía gozar, que difícilmente otros lugares fueran tan maravillosos como los que visitamos esa vez, que difícilmente conoceríamos personas más amables y hospitalarias que las que nos atendieron en la ruta Santo Domingo-Puerto Plata, y que compañeros más divertidos y solidarios  imposible conseguir en nuevas aventuras.
¡Qué equivocado estaba! Para la segunda etapa,  Puerto Plata – Dajabón,  pasamos de un grupito a un grupo de 23, los nuevos integrantes le pusieron sazón y chispa  al viaje, los integrantes viejos ya éramos como hermanos, llegaron ciclistas experimentados y ciclistas bien novatos, esa mezcla singular  marcó la diferencia del viaje.  Conocimos lugares increíbles y disfrutamos a plenitud en un ambiente sano y mucha hermandad.

La tercera etapa (Dajabon - San Juan de la Maguana) fue la consagración, el tanto gozar y disfrutar en las etapas anteriores creó expectativas grandísimas en los participantes, la mayoría pasamos de ser meramente ciclistas a ser amigos más allá de un simple paseo en Bicicleta, el factor común “amor por la aventura” contagio al grupo a tal nivel que la tercera etapa fue la madre de las aventuras, indescriptible lo vivido. Nos tratábamos como si nos conocíamos de una vida, visitamos lugares que ninguno de los presente se imaginaría visitar por su propio esfuerzo, imagínese la carretera internacional de noche, además la etapa nos dejó saber que hasta en los lugares más pobres de nuestro país hay riquezas por descubrir.

Llegó la última etapa (SJM - Santo Domingo), 2 días previos sufrí una caída de consideración, desde el suelo solo pensaba adiós cuarta etapa, la noticia impactó a la mayoría de los compañeros, las llamadas y mensajes de solidaridad y angustia no se dejaron esperar, la verdad sentí que había ganado  un grupo de amigos valiosos, la vuelta no había sido un simple paseo en bicicleta, esto motivó que contra todo pronóstico negativo continuara con mis deseos de completar la vuelta -“Un insaciable nunca Temió”-. Llegó la hora y nos reunimos nuevamente, el grupo ya más maduro, con más confianza, más integrado, con mejor rendimiento, vivimos 3 días más para recordar.

Completamos la meta, conocimos nuevos lugares, los lugares que ya conociamos los vimos desde otra óptica, comimos las especialidades de los pueblos y conocimos su gente. Pero lo más importante ha sido la cantidad de amigos que he ganado, unos más especiales que otros “saludos al grupito de atrás”, “atrás se goza mas”, difícilmente pueda olvidar lo vivido junto a ustedes en esta vuelta, espero que nuestra amistad continúe y nos permita seguir rodando juntos los remanentes de Quisqueya que nos falta conocer.

Agradecimiento especial a Ray Vasquez por permitirme participar en esta loca aventura. El 50% de organización y 50% de improvisación hicieron de las rutas, los días y las noches todas totalmente diferentes.

- “Yendo en bicicleta es como mejor se conocen los contornos de un país, pues uno suda ascendiendo a los montes y se desliza en las bajadas”. Ernest Hemingway
















Julio López

14 comentarios:

Eugenia dijo...

Senores: la vida es como la bicicleta, hay que pedalear hacia adelante para no perder el equilibrio ¡¡¡¡¡ la verdad es que esta experiencia ha sido sencillamente inolvidable, gracias al Universo por haber puesto en mi camino a Ray y a todos esos cronopios locos que han hecho de mi vida una experiencia maravillosamente unica ¡¡¡¡¡¡ Los quiero un paquete ¡¡¡¡¡¡¡

Aris - Lapulga.com.do dijo...

En verdad he estado en muchos grupos de ciclistas, con el doble o triple de participantes haciendo travesias parecidas y demas y la verdad que no es en nada comparable con ustedes.

El solo hecho de hacer las cosas como se han hecho (casa de campana, poca comodidad, andar de noche a veces y demas tipos de peligros) hacen que estos viajes tengan un valor especial.

Como dije en la casa de claudio es una pena que el pais tenga tan pocos kms para viajar y dar vueltas a lugares remotos pero de todos modos son y han sido suficientes para estas andaditas que hemos dado.

Espero la providencia nos de a Ray por mucho tiempo asi como a cada uno de nosotros, a los que lleguen y que muchos mas se integren a estas cosas las cuales valen mucho.

Algo que siempre le preguntaba a Ray era "Estas contento?" simplemente por que no todo el mundo encuentra que le hagan un coro asi por amor al arte. Ray trata que se arme algo adicional antes que pase el anio para vagar otro poco.

Muchachos gracias a todos y aunque saben soy de poco hablar me puedo manifestar de muchas maneras.

Aris

Anónimo dijo...

aris te kiero muchooooo eres super especial para todos!!! sion papa!!...julio como siempre transportandonos con tus escritos,viviendo de nuevo nuestras experiencias lokas!! un insacible nunca temio!...arabella

Anónimo dijo...

Aris!!! eres super callado pero la verdad es que tus palabras me llegan al corazón, traen a mi recuerdos bellísimos y una gran nostalgia...

Agradezco inmensamente a Dios ese regalo que ha sido conocer a Don Ray y a través de él a ustedes...

Espero que pronto podamos volver a compartir una nueva aventura...

Todos tienen un lugar especial en mi corazón.

Un abrazo grande!!!

Paola Carela

Anónimo dijo...

Eugenia me encanta tu forma de ver la vida!!!

Paola C.

LALO dijo...

Que buen escrito! y que buena aventura!..Sin duda cada vez que veo las fotos me dan ganas de pedaliar con los trazabosquez!!

miguel amable guerra dijo...

hermano todo pero todo lo que vivimos esa aventura estamos marcados de una u otra forma para bien, somos personas que vemos la vida de otra manera y muchas veces los mortales comunes nos ven como locos pero sabemos y tenemos muy claro que lo que hacemos lo hacemos con el corazon..
GRACIAS a RAY (el americano) por ser un loco y por ser una persona tan creativa que se inventa todas estas loqueras, gracias a todos por permitirme ser parte de sus historias ( hasta la victoria siempre )

Anónimo dijo...

No se desesperai vienen todas las fotos

José Lantigua dijo...

Definitivamente no puedo negar que esta ha sido una experiencia ÚNICA en todos los sentidos.

Gracias a este fin de semana vivido junto a Los Trazabosques me doy cuenta que todas mis límitaciones han sido mentales, que mi mente es mucho más poderosa que mi cuerpo y que TODAS MIS METAS, por grandes que pudieran ser vistas, si me lo propongo, lo pongo en mi mente positiva y me visualizo: lo puedo lograr, claro que sí.

Esta experiencia aunque fue en dos ruedas, aplica muy bien para todos los aspectos de la vida.

Si me caigo, pongo mas cuidado para la próxima.

Si me pincho, siempre procuro andar con un repuesto, para seguir mi camino.

Si estoy calorado/cansado/mareado, busco el rio/manguera/cubeta más cercana, me la tiro encima para armarme de ánimos/energías y sigo Hacia Adelante.

Si me siento un tanto bajo de azúcar, y no tengo dulces, sé que cuento con un compañero que puede prestarme un dulce para recuperar mis energías.

Eso han sido ustedes Trazabosques, compañeros de aventura, que siempre estan prestos a brindar una Nueva Forma de Vida, convirtiendo cualquier fin de semana, en unas VERDADERAS VACACIONES DE AVENTURA.

Gracias Don Ray y Julio López por darme la por darme la oportunidad de vivir de otra manera.

José Lantigua

Anónimo dijo...

GRACIAS A EL AMERICANO POR ASECTAR MIINVITACION A LA CASA DE MI FAMILIA, SIEMPRE A SU ORDEN. T. CHELIN

miguel amable guerra dijo...

me tomo el atrevimiento para darle las gracias en nombre de todos nosotros a dos grandes amigos que son chelín y claudio caamaño por su recibirnos en sus casas y tratarnos como si fuéramos parte de su familia mi gracias amigos mi gracia!!!!!!!!!!!

Un Trazabosques dijo...

Los Trazabosques tienen de todos ,hasta ilusionista que se levantan del suelo ,en la foto nadie la esta agarrando,sin truco y de dia ,Uri Guler siempre tiene una tela detras y de noche con efecto de luces ,nosotros lo hacemos de dia y sin tela solo la naturaleza.

Trazabosques dijo...

Me han llegado muchas experiencias de la vuelta ,la publicaremos todas ,se pueden animar a escribir para la publicacion

franklin abreu dijo...

Como un cronopios cualquiera como diría (809) me remonto a cada instante en la experiencia vivida grupo de inolvidables.
Julio: buen relato felicidades

Franklin A