martes, 3 de agosto de 2010

ANDAR EN GRUPO



POR: GUIDO GIL BUONPENSIERE
Fotos: Francis Castellanos, Armando Arias.

Ir al monte en una bicicleta de montaña es una de las experiencias más increíbles que se pueden vivir.
Lo digo y no me da miedo afirmarlo, esto de andar dando pedales entre árboles, cruzando ríos, desiertos, enfrentando escalamientos de cuestas que dan ganas de llorar, para luego descender por el mero gusto de sentir que lo logré, me ha cambiado la vida.

Raras veces una actividad de ocio como lo es el MTB (btt) nos conduce a un testimonio de vida palpable, no es que sea un modelito de pasarela, pero tengo 50 libras menos que hace un (1) año, ingiero de alcohol en 1 mes lo que antes en 1 día y mi estilo de vida en consecuencia es radicalmente más saludable.

Aún recuerdo mi primer monteo, fue el sábado santo del 2009, cuando de fresco atendiendo a una invitación publicada en MTB DOMIMICANA, me aparecí en mi súper Giant Rincón recién adquirida (MI PRIMERA BICI), con v-brake, burro, una suspensión de resortes y pedales de plástico.

Al aglutinarse el grupo en el estacionamiento del botánico me miraron con ojos escépticos (NO CREIAN QUE YO UN GORDITO DE 250 LOS IBA A ACOMPAÑAR), pero nadie me dijo nada, incluso creo que hasta se alegraron al verme en la disposición de someterme a los rigores del monte.


Nunca se me va a olvidar como ese día morí subiendo a la casa del General, como Horacio Vicioso bajó a rescatarme, como me dieron de todo: Gel energizante, cubitos de electrolitos, agua, como Joan de la Rosa con sus 20 libras de peso me empujó hasta que salimos del Higuero y como Francis Castellanos y los demás me decían !Tu puedes, tu puedes! ¿Cuando velves?

¡Que bueno es andar en grupo! ¿No creen?

Guardo en mi mente la imagen del primer accidente que presencié. Fué uno o dos meses después de mi experiencia inicial. El de aquel muchacho principiante igual que yo, que no siguió los consejos de Henk y el Americano y bajando a millón por la cuesta del Tanque de Agua cayó en una zanja y se fracturó ambos brazos a la altura del codo.

Fui testigo de la solidaridad que se forma cuando andamos en grupo, como todos improvisamos una camilla con el cuadro de su bici, como le dimos los primeros auxilios y como hicimos lo imposible para conseguir transporte de emergencia y extraerlo del monte para hacerlo llegar a un centro médico.

La calma no reinó hasta que supimos que pasó con él.  Hace ya un año y aun preguntamos sobre su estado y si algún día volverá a montar.

Recuerdo la vez que Pedro Sánchez mientras bajaba al río el Higüero por el camino de piedras, sufrió un desmayo sobre su bici y cayó estrepitosamente perdiendo el conocimiento.

Al revisarlo mientras yacía inconciente en el suelo, nos dimos cuenta de que no tenía identificación, carnet de seguro o un número de emergencia a quien llamar.

Vi como el grupo nueva vez funcionó, como la solidaridad toma formas mas allá de lo esperado y cómo Miguel González sin conocerlo se hizo cargo de todo, abordó con él el vehículo que detuvimos y como al llegar a la Sala de Emergencias sacó su tarjeta de Crédito y dijo “ESTE ES EL SEGURO DE EL” hagan lo que sea necesario.


Yo mismo en carne propia fui objeto de esa solidaridad, ese sentimiento de urgencia, ese deseo de que las cosas salgan bien, cuando en marzo pasado caí en una zanja y me golpee la cara y el hombro.


Mis compañeros, todos sin excepción se prestaron a socorrerme y no estuvieron tranquilos hasta que abordé mi vehículo y me fui a recibir primeros auxilios.

Recuerdo la vez que Robert Pérez (CAMPEON MTB 2009) mientras bajamos a Constanza en el Tour del Sufrimiento 2010, sufrió una caída muy aparatosa fracturandose varios huesos y cómo el grupo entró en acción hasta que fue trasladado a la ciudad en una ambulancia.

Todos estos casos tuvieron un final feliz, gracias al elemento común en cada uno de ellos ¡ANDAR EN GRUPO!

Estoy 100% seguro de que la suerte de los accidentados hubiese sido diferente de haber estado solos.

Cuando montas solo, te expones a cualquier eventualidad sin necesidad, por esta razón, mi humilde entender es que montar en grupo debe ser conjuntamente con utilizar casco protector, la regla número 1 para practicar MTB (BTT) (CICLISMO DE MONTANA).

Si vas a salir solo, piénsalo 2 veces, mejor quédate en tu casa, saca tus palos de golf y vete al Green, tómate una cerveza en el colmado más cercano o vete a jugar dominó.

Exponerte no vale la pena, además hay cientos de grupos que salen siempre, los paseos están a la orden del día y generalmente aparece con quien montar.

En resumidas cuentas el mesanje que queremos llevar es que !MONTAR SOLO ES PELIGROSO!  !NO LO HAGAS!

24 comentarios:

Capablanca Seaman dijo...

lo que se diga de miguel gonzalez es poco para la gran persona que es. es de las personas mas solidarias y desinteresadas que conozco.

y si mal no recuerdo, la vez del caso de pedro, tambien lomba estuvo presente, pendiente y disponible hasta el final.

con gente asi, es un honor andar en grupo. un saludo y un abrazo, mi gente!

FAC.-

Joan dijo...

Tienes toda la razón guido lo mejor de este deporte es andar en grupo.... creo que recuerdo cada paseo que estado por esa razón andando en grupo uno se divierte escucha chiste, ve caídas de otro y se para a ayudar al otro, uno se cae se ríen contigo te ayudan a pararte en cualquier percance tienes siempre alguien que te apoye y te de la mano sin nada que importar...

Recuerdo bien ese día en el cual me te empuje GUIDO jejejeje, me hizo recordar el primer día que monte que pase mucho trabajo pero si no es por el grupo por Carlos Melo, Carlos García y el mismo miguel González que me acompaño toda la pista 6 de nov, con mis calambres y pájara quien sabe que me pasara por ese monte. Estoy de acuerdo que lo mejor de este deporte es andar en grupo se goza más, solo con quien uno se va a reír

Anthony Areche Pappaterra dijo...

Guido, muy buen artículo..., no se puede montar solo...
En el mtb, practicamente la solidaridad es algo que abunda.... Yo también presencié como Miguel se hizo cargo de aquel aparatoso día.

Cristian Diaz dijo...

Si de alguien he aprendido lo importante de andar en grupo en los monteos, es de ti Guido... no olvido como me ayudaste en esos primeros monteos donde sentia que dejaba el forro en cada subida, y cuando rompí el record de mas pinchazos en un dia, tu estuviste socorriendome sin importarte que el grupo nos dejara atrás, no me dejabas hasta que todo estuviera bien, de ti aprendí a no abandonar a nadie en la pista, es un buen post para también decir gracias a los que no abandonan a los caidos en la batalla... especialmente en Higuero jajaja.

MPJ dijo...

Totalmente de acuerdo, esa es la forma de disfrutar del MTB...en Grupo, bien recuerdo esos accidentes, sobre todo el del joven de los dos codos, estaba 3 ciclistas detras y fui de los primeros en socorrerlo.

Gracias a q Dios tambien es MTB siempre podemos resolver, hasta ahora las situaciones que se presentan en el monte.

Tramendo articulo Guido.

Saludos,

MPJ

Chamanes MTB dijo...

Tienes mucha razon Guido!!! esta muy interesante toda la reseña..Nosotros siempre andamos en Grupo y tambien hemos visto la importancia de estar unidos..para poder ayudarnos en caso de cualquier probla.

Thais Herrera dijo...

Guidoooo, toy k lloro, escribes esto justo cuando mi entrenamiento de halfiron me tiene hace un mes montando solitaaaa. Desde k termine esto me voy con el grupo pal Monte!

Ginetas Bikers dijo...

guido esa crónica es de diez, en los primeros párrafos me he sentido muy identificada ,ahora no fumo ,las comidas son mas saludables y el tema sipquico en mi caso ha cambiado radical gracias a mi bici, ni te imaginas cuanto quiero a mi bella ghost, para ella ni un rasguñoooo!!!! ir solo no es nada bueno nunca sabes lo que puede pasar. un saludo amigo guido!!

Manuel Finke dijo...

Excelente artículo Guido

NEFTALI LAMOUTH dijo...

recuerdo cuando hice la travesia del tour del sufrimiento 2010, me piche tres veces y la ultima recibi ayuda de un extranjero que solo recuerdo su nombre Alex me salvo la vida en medio de la cordillera central, o cuando mi aro se daño bajando Ocoa y mi salvador el señor willy de Moca, me reparo el aro, gracias a esa personas y al andar en grupo pude completar mi travesia. excelente articulo y nos permite recordar al hermano que tenemos al lado, la fraternidad y solidaridad, que brinda este extraordinario deporte o mejor dicho este estilo de vida.

Anónimo dijo...

Nadie se queda solo en el monte y el primero tiene que esperar a los ultimos eso era una ley en Gomas Anchas como decia Henk y Ray en los monteos y los Pro descansan sobre la bici. La solidaridad siempre ha sido costumbre en nuestro deporte, por eso los ciclistas de montaña son diferente, anecdotas nos sobran, siempre hay que montar en compañia, excelente texto Guido felicitaciones.
J.H.

Anónimo dijo...

Armando Arias dijo: Guido recuerdo en el monte una expresion tuya...Que sería de la vida sin la bicicleta. Manifestaste que nadie soportaria esta vida sin tener ese objeto que tanto queremos: La bici. Un abrazo Guido y también mi vida ha cambiado gracias a Dios y a mi bici...

Miguel González dijo...

Como siempre Guido, este artículo no tiene desperdicio y es de suma importancia sobretodo para los iniciados. Por mi parte aprendía a socorrer a los ciclistas por todas las veces que fuí socorrido. Mi primera caida seria la sufrí al tirarme en bici por una de las escaleras de la plazoleta España en la Atarazana, ahí me ayudó Fefo. Luego bajando de Pomier por un trillo super peligroso. Como todo iniciado no seguí los consejos de Lomba que gritaba: Bajen despacio cooññ--- que se van a estrallar!!. Efectivamente mi goma delantera choco en la bajada con una piedra grande y luego de una vuelta de campana (de las que matan ciclistas) caí de cara sobre una piedra de rio enorme. Quedé inconsciente por un par de minutos con un hueso roto de la cara. Recuerdo las atenciones de Carlos Brea (Ese señor es un santo y una locomotora a la vez) El Americano Ray Vasquez (no se cuantos kilómetros me ha tenido que empujar ese señor),Henk, Fefo, Luis Cafe y Lomba (mis hermanos). Desde ahí esa gente han sido los ángeles del cielo para mi. Luego me rompí el hombro entrenando para una ruta en pareja y ahí fue donde entró en acción mi gran compañero, mi amigo, mi socio en este deporte que ambos amamos. Me refiero a mi hijo Miguel David quien en esa ocasión como en muchas otras mas en que me he accidentado me ha socorrido. Así que solo he dado lo que he recibido y las deudas de gratitud entre nosotros crean esta maravillosa y generosa fraternidad llamada Ciclistas de Montaña que no tiene fronteras ni nacionalidad. Es así en todas partes.

Anónimo dijo...

creo y entiendo que este articulo debe rodar por los periodico nacionales, excelente Mr. guido

N.L.

Anónimo dijo...

en mi experiencia personal he vivido esa solidaridad de andar en grupo ya sea con guido, mtb domincana o trazabosquez en cada una de mis salidas al monte... ya sea que me esperan cuando se pincha una goma o para no perderme en cada una de las intersecciones, o cuando me he caido o accidentado.

Excelente post Guido...

Freddy Rivera.

Anónimo dijo...

Excelente articulo. Pero no solo al monte hay que andar en grupo. Tambien en los City Tours y en los entrenamientos en el Mirador. Soy un asiduo del Mirador y nunca he sido oabjeto de un atraco, porque nunca monto solo. En el Botanico, tampoco es recomdable montar solo. Andando en grupo los Vandalos lo piensan mejor,

Rpoueriet

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

La confraternidad y solidaridad en MTB no tiene limites y no tengo dudas de que es el deporte donde haces amigos de manera expontanea y por siempre. Los riesgos que corremos y las eventualidades que nos presenta la practica, nos hace sencibles a estar siempre listo a socorrer o ayudar a un compañero en cualquier circunstancia, no es mas que el reflejo de la valoracion, gratitud y respeto hacia los que practican este deporte de circunstancias extrema a veces. Siempre hay que montar acompañado los riegos se minimizan y la seguridad en grupo es vital y a disfrutar rodando.
Excelente texto y razonamiento Guido felicidades.
Felipe.

Anónimo dijo...

hi, amigos de trasabosques despues de haber leido la historia de mi amigo guido me gustaria sujerirte si es que se puede hacer en dominicana estoy montando road bike con un club el cual tiene un seguro para los miembros en caso de acidentes claro todo tenemos que cooperar con una cuota al ano ya que al igual que en santo domingo por aqui no todos tienen la oportunidad de tener un seguro medico.espero esta idea se util y que se pueda poner en practica. ohhh gracias por el nick name que me encajaste aquel dia que monte con tigo y abel de la morque en san jose de las matas conte la historia y ya me lo encajaron por aqui tambien gracias mister guido y hasta pronto amigo.

Anónimo dijo...

Excelente articulo Guido, hace falta el Carnet ID de cada ciclista con el nombre, tipo de sangre y a quien llamar en caso de urgencias, tambien hace falta implementar un botiquin por cada equipo de ciclismo MTB, como lo hicimos los Insaciables, tenemos una lista de telefonos de cada uno de los integrantes del equipo para llamar en caso de una urgencia. Jose Enrique Insaciables MTB

RAY el americano dijo...

No tengo palabras para expresar lo que es la amistad que tiene miguel para sus amigos y companeros ,el silencio lo dice todo.

Edison Fernández dijo...

Tienes toda la razon hermano... la solidaridad de las personas que practicn el mtb es inigulalable...Ademas siempre hay alguien mas que quiere salir a montar contigo... andar solo es peligroso!!!

Edison Fernández dijo...

Tienes toda la razon hermano... la solidaridad de las personas que practican el mtb es inigualable... ademas siempre hay alguien que le gustaria salir a montar contigo...salir al monte solo es peligroso e innecesario!!!!

Anónimo dijo...

diablo y yo que me iba solo para los cacao. a entrenar