jueves, 15 de octubre de 2009

LA BATALLA DE LAS PIRAMIDES




Por: Nelson Marrero D.

Sábado 10 de octubre 2009, el reloj marcaba las 4:30 de la mañana en la ciudad más vieja del nuevo continente, mientras Santo Domingo dormía un grupo de guerreros del Mountain Bike se preparaba para una gran aventura que los llevaría al corazón mismo de nuestra tierra, en las elevadas montañas de Quisqueya.

La caravana que nos transportó marcó ruta al cálido y árido sur dominicano, mientras los primeros rayos del sol hacían su aparición en el horizonte hasta llegar a la ciudad de San José de Ocoa donde fuimos acogidos con gran simpatía por sus habitantes en los últimos minutos de preparación para el gran desafío.

El cual inició con el banderazo de salida a cargo de Claudio Caamaño, ex guerrillero que hace 36 años acompañó junto a otros combatientes a su hermano Francisco Alberto Caamaño Deñó en el desembarco heroico de playa Caracoles, los cuales utilizaron una ruta paralela a la que realizamos ese día. Indudablemente es un gran honor hacer un recorrido que guarda tantos recuerdos de la lucha a favor del pueblo dominicano.

Como un batallón de infantería enfilamos nuestros vehículos de combate de “2 ruedas y pedales” al lado sur de la cordillera central, el objetivo: conquistar Las Pirámides que se encuentran en el altiplano más alto del caribe ubicado en el Parque Nacional de Valle Nuevo en Constanza .

Mientras se producía el ascenso pude admirar además del bello paisaje que nos brindaba la naturaleza, como una familia unida se apoyaba unos con otros, al ver como los ciclistas más veteranos orientaban y apoyaban a los menos experimentos .

Allí, ya no importaba la nacionalidad, el color, la clase social o el grupo de MTB al que pertenecías todos éramos iguales. Que bien me sentí en los momentos en que los ciclistas se detenían y compartían sus provisiones con los demás, incluso con aquellos que ni conocían.

En ese combate frontal que sostuvimos durante horas con la montaña que demostró ser implacable con sus enemigos, no pude dejar de apreciar a ciclistas que se negaron abandonar y batallaron como verdaderos héroes, centímetro a centímetro, hasta alcanzar la victoria en la cima del valle.

Para el frío atardecer de ese día ya todos habíamos conquistado la gloria y los rostros de júbilo reflejados en cada uno de nosotros sin importar las bajas temperaturas, pues el campamento irradiaba con gran intensidad el calor humano de un grupo de personas unidas por la pasión y el amor que sentimos por el Ciclismo de Montaña.

En estas breves palabras no menciono logros individuales ni los mejores tiempos en que se hizo el recorrido, y no lo hago, no porque entienda que no son importantes, al contrario los felicito y me siento orgulloso de que el MTB Dominicano tenga tan buenos talentos.

Pero en esta ocasión quise que reflexionemos más allá de lo competitivo y que pudiéramos apreciar esos valores tan importantes como la solidaridad y el trabajo en equipo que estuvieron presentes y que nunca debemos olvidar, ya que al final todos somos iguales, pues como dice nuestro amigo Guido Gil: “sufrimos de una enfermedad mental cuyo principal síntoma es el masoquismo extremo”.

Por último quise reservarle el gran final a Ray Vázquez “El Americano”, simplemente dándole las gracias a ese estandarte del Mountain Bike Dominicano que tanto ha luchado por mantener viva la llama de la aventura en bicicleta.

Ray y los Traza Bosques se la comieron!!! Desde ya declaramos a octubre el mes de Las Pirámides.

6 comentarios:

Capablanca Seaman dijo...

ironicamente hace 3 años y pico en mi primer tour del sufrimiento, al cruzar por las piramides camino hacia ocoa, yo decia que ese lugar era horrible y que no entendia a que la gente iba ahi.. y ahora quiero volver y acampar alla jeje.

FAC.-

Guido Gil dijo...

Yo por mi parte no me pierdo una aventura mas...

Miguel dijo...

Detrás de un gran evento en la historia siempre estan las manos diligentes, sabias y protectoras de las mujeres.

Quisiera hacer una mención especial a Doña Nelly Sanchez de Café, a Doña Nancy de Vasquez, a Geady Hernandez, a Tomiris Durán y demás esposas, novias, compañeras y amigas que nos acompañaron en los vehículos de apoyo y que cuidaron de nosotros durante toda la travesía.
Tenemos una deuda de gratitud con todas ustedes!

Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel dijo...

Seis grandes ausentes....Fefo, Omar P., Rosalba Valerio, David Fernandez, Carlos Brea y Anthony Areche.

Anónimo dijo...

Que pena miguel que otros mtb dominicanos u otros pathfinder no hicieron falta... miguel david hizo falta ahi!!!!